Varea, única oreja con los Victorino en Arnedo

Solamente el joven matador logra tocar pelo con una noble corrida de Victorino Martín. Curro Díaz y Paco Ureña completaban el cartel

La Rioja Capital

Gran expectación y ambiente para ver la histórica corrida de los Victorino Martín en Arnedo, primera vez que esta legendaria ganadería lidia una corrida completa en Arnedo.

Publicidad

Abría cartel Curro Diaz, que se topó con el peor lote de la tarde. En su primero, realizó una faena corta debido a la condición del toro, corto de embestida, característica que marcaba desde el inicio en los lances de capote.

En el segundo, más de lo mismo, las ganas de Curro de dejar su sello no fueron suficientes ante la poca transmisión en la pasadas del cuadrúpeta. Dejó una gran estocada, cayendo el toro redondo.

Paco Ureña, decía por la mañana a través de sus redes sociales que las plazas de toros son redondas para que la mentira no tenga lugar donde esconderse, y fue en su primero donde haciendo alegoría a dicha frase, fue su muleta la que ocultó la querencia del toro de irse hacia la puerta de chiqueros desde el inicio de faena, sacándole bonitos y templados pases provocando lo olés en el graderío arnedano.

En su segundo, el quinto de la tarde, aplaudido de salida, pitado en el arrastre, solo dejó ver pequeños detalles del toreo de Paco, abandonado el cuerpo en varios naturales. Poco más. No tuvo su tarde con los aceros, quizás perdiendo una oreja en su primero de no ser por los tres pinchazos y dos más en el quinto.

Varea, en su primera corrida como matador de toros en el Arnedo Arena (ya había toreado anteriormente como novillero en dos ocasiones optando al Zapato de Oro), fue recibido con una fuerte ovación por este hecho. Recibió con verónicas lidiadoras por bajo, templando la fuerte embestida del toro, que llegó a hacer amago de saltar al callejón. Se vio un buen tercio de varas de la mano del picador Puchano, que se llevó una ovación, ya con la franela roja, destellos de lo que veríamos en el sexto de la tarde.

“Melochuro” cerraba la tarde, siendo aplaudido a su salida de chiqueros. Si en el toro anterior hablábamos de ovación al picador y gran tercio de varas, en este lo hacemos de los banderilleros y su correspondiente tercio, desmonterándose ante la ovación del gentío. No tardo Varea en ver la buena condición del toro, que se puso a torear sin trasteo alguno con profundos derechazos para basar posteriormente su faena en naturales de mano baja. Gran tarde la del castellonense que fue el único que toco pelo, cortando una oreja este sexto de la tarde tras una estocada caída.

Arnedo Arena, sábado 18 de marzo de 2017.

Tres cuartos de entrada.

Toros de Victorino Martín, bien presentados, manso el segundo y nobles el resto, destacando el último, aplaudido en el arrastre.

  • Curro Díaz: Silencio y silencio.
  • Paco Ureña: Aplausos y silencio.
  • Varea:Silencio y oreja.


Una crónica de Javier Rubio para el Noticias de Arnedo

- Publicidad -Feria FP La Rioja