Inspección presencial de la Agencia Tributaria en varias empresas de Arnedo

Inspectores de la Agencia Tributaria han requerido documentación física y digital a varias empresas de Arnedo dentro del Plan de Control Tributario

- Publicidad -Libros de Texto La Rioja

La Agencia Tributaria está realizando en los últimos días inspecciones presenciales en varias empresas de Arnedo, en su mayoría, vinculadas con el sector del calzado. Unas actuaciones administrativas que habitualmente se inician para esclarecer si existe o no algún tipo de fraude fiscal en las sociedades dentro del Plan General de Control Tributario de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Este tipo de inspecciones presenciales han permitido a la Agencia Tributaria recaudar más de 1.300 millones de euros en las más de 17.000 Actas de Inspección que esta entidad ha iniciado a numerosas empresas españolas desde el año 2014.

Aunque la presencia de agentes policiales o de Aduanas en estas inspecciones de la Agencia Tributaria han generado todo tipo de rumores, lo cierto es que, según ha podido saber Noticias de Arnedo, entra dentro de la operativa habitual de este tipo de actuaciones del Departamento de Inspección contar la intervención de la Unidad de Auditoria Informática con el objetivo de detectar y analizar, en su caso, la existencia de programas informáticos de doble uso que facilitan la doble contabilidad o de ocultación parcial de la actividad real de la empresa y por tanto, el fraude.

En estos momentos no hay constancia de que se haya producido ninguna detención relacionada con estas inspecciones presenciales que, en su mayoría, suelen resolverse por la vía Administrativa sin que sea necesario el inicio de actuaciones de carácter penal.

Inspecciones presenciales en empresas

Este tipo de inspecciones se producen cuando personal de la Agencia Tributaria, apoyados por funcionarios de otros departamentos, como los de Auditoria Informática o de Aduanas, así como agentes policiales que tengan competencias en la zona, acceden a la empresa que va a ser objeto de la inspección y requieren una serie de datos y documentos (físicos y digitales) que serán inspeccionados para comprobar si se está cometiendo algún tipo de fraude fiscal. Este tipo de operaciones son de carácter inicial y se suelen hacer sin previo aviso para favorecer las labores de inspección en la lucha contra el fraude y el control tributario de la Agencia Tributaria.

Si como resultado de estas inspecciones se detectara algún tipo de irregularidad fiscal se iniciarán las correspondientes actuaciones administrativas y si se detectara algún delito fiscal, se daría traslado a la vía penal para que un juez adoptase las medidas necesarias.

- Publicidad -Cursos DESA en La Rioja