Marcado de viviendas en Arnedo: consejos ante una práctica muy habitual

Consejos para saber cómo actuar si nuestros domicilios han sido marcados como posible objetivo de robo y prevenirlos

- Publicidad -Libros de Texto La Rioja

En las últimas horas se ha conocido el hallazgo de marcadores en domicilios de Arnedo cuya información se ha viralizado rápidamente a través de Whatsapp y las redes sociales de los habitantes de la ciudad del calzado.  Lo cierto es que esta práctica no es nueva y está muy extendida por casi todo el territorio nacional ya que éste es un método muy sencillo para saber qué viviendas se encuentran vacías y así marcarlas como objetivos de robo.

Una práctica habitual desde hace años

De hecho, la Guardia Civil viene alertando desde hace años de este procedimiento que suele ser utilizado por delincuentes itinerantes. La forma de actuar se basa en acceder al interior del edificio y colocar una tira de plástico transparente, doblada en forma de pinza, de unos dos centímetros de largo, en la parte baja entre el marco y la puerta de entrada a la vivienda o trastero. También, como ha ocurrido en Arnedo, se utilizan otras técnicas como tiras de silicona.

Si finalmente el marcador no está roto o no ha caído al suelo, significa que la vivienda está vacía y por tanto, seguidamente los delincuentes acceden a su interior utilizando diferentes técnicas (bumping, ganzúas, extractores de bombines, etc.), para cometer el robo.

Marcadores difíciles de ver

Este método suele ser utilizado por delincuentes itinerantes e incluso clanes familiares dedicados al robo en viviendas. El objetivo de utilizar marcadores transparentes es evitar que cualquier persona residente en el edificio los detecte y pueda retirarlos.

CONSEJOS ANTE ESTA PRÁCTICA HABITUAL

Es importante que todos los ciudadanos adoptemos pautas de seguridad para evitar ser víctima de robo en el domicilio.

Comprobar qué puertas y ventanas están bien cerradas; cerrar la puerta siempre usando la llave, no sólo con el resbalón, puesto que así pueden abrirse fácilmente.

No dejar evidencias de que la casa está deshabitada (como desconectar totalmente la electricidad o acumular la correspondencia en el buzón) y no comunique a desconocidos sus planes de vacaciones.

Si la vivienda se encuentra fuera del casco urbano o en urbanizaciones aisladas iluminar el acceso a su casa y adoptar otras medidas que puedan disuadir a los ladrones (como un perro convenientemente adiestrado).

No dejar en su domicilio objetos de mucho valor y elaborar un inventario con los números de serie de fabricación, marcas, modelos, descripción detallada e incluso fotografías de joyas u otros objetos que permitan su identificación en caso de ser recuperadas tras su robo.

No abrir la puerta de su casa, del portal o de su urbanización a desconocidos (pone en riesgo su seguridad y la de sus vecinos). Desconfiar de quien acude a su domicilio para venderle algo, representando a asociaciones u organismos de ayuda, o supuestos trabajadores de empresas de servicios (luz, agua, teléfono, gas) que no haya usted solicitado previamente.

Hacer una buena elección de los empleados del hogar. Y si estas personas han tenido acceso a las llaves de entrada a la vivienda, al cesar en sus servicios cambiar los bombines.

Ante la presencia de marcas en las puertas o portales, o ruidos no habituales en casas desocupadas, avisar a Policía Local o a Guardia Civil o en cualquier caso, al 112.

¿Y si he sido víctima de un robo?

Por último, si ha sido víctima de robo en su domicilio, mantenga la calma y no entre en la vivienda ni toque o mueva nada que pudiera haber sido manipulado por los ladrones y avise inmediatamente a las fuerzas y cuerpos de seguridad. Por ello, ante cualquier sospecha, si detecta personas ajenas a su residencia o en actitud vigilante, no dude en contactar con los Servicios de Emergencias.

- Publicidad -Cursos DESA en La Rioja