Noticias sobre "Las Casillas"

Condenan al responsable de un taller clandestino de calzado en Arnedo

0

El joven de 34 años acusado dar empleo en condiciones precarias a trabajadores y sin darles de alta en la Seguridad Social, ha aceptado dos años de prisión y una multa económica de 1.825€ así como indemnizar a la Tesorería General de la Seguridad Social por el impago de las cuotas de los trabajadores.

El hombre, natural de Georgía y vecino de Arnedo con arraigo familiar, dirigía un taller auxiliar de calzado ubicado en Arnedo, en el que según la Fiscalía, contrataba a extranjeros en situación de irregularidad en España y por lo tanto, rehusaba a darles de alta en la Seguridad Social. Además, estos trabajadores realizaban sus tareas en condiciones precarias y sin la suficiente protección y seguridad laboral.

Operación policial en Marzo de 2017

De esta forma y debido a las sospechas que generaba el acusado, tal y como informó Noticias de Arnedo en marzo del año pasado, agentes de la Policía Nacional y de la Inspección de Trabajo, accedieron al interior de esta taller auxiliar donde encontraron a once personas utilizando máquinas de coser y tras ser identificadas, la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, comprobó que todas ellas eran trabajadores extranjeros que se hallaban en situación irregular en España, careciendo de la preceptiva autorización para poder residir y trabajar legalmente en el país y por lo tanto, no estaban dados de alta en la Seguridad Social.

El Cuerpo Nacional de Policía, también informó de que el taller era clandestino ya que no contaba con los pertinentes permisos administrativos.

Remuneración por pares de calzado producidos

Además, la acusación consideraba que el sospechoso abusaba de la situación de necesidad en la que se encontraban los trabajadores, imponiéndoles unas condiciones laborales perjudiciales, pagándoles por pares producidos y no por días trabajados.

Condiciones laborales precarias e inseguras

Al joven también se le acusaba de tener a estas personas trabajando en condiciones precarias y peligrosas, en el que se impedía la entrada de luz natural a una estancia donde se hallaban un depósito de gasoil y una estufa de madera, sin ningún tipo de plan de prevención ni evaluación de riesgos para los trabajadores.

No entrará en prisión ni será expulsado de España

Con esta condena, al no tener antencedentes penales, el joven no entrará en la cárcel siempre y cuando no vuelva a delinquir en un periodo de tres años. Tampoco será expulsado de España al estar arraigado social y familiarmente.

Descubren un taller clandestino en Arnedo con doce trabajadores en condiciones precarias

La Inspección de Trabajo y la Policía Nacional han puesto fin a un taller clandestino en Arnedo con doce empleados y que no reunía las mínimas medidas de seguridad e higiene, careciendo de los controles y licencias necesarias para la actividad, según ha informado la Jefatura Superior de Policía en La Rioja.

En condiciones precarias e insalubres
Dos personas de nacionalidad georgiana y residentes en Arnedo, han sido detenidos y puestos en libertad con cargos como presuntos autores del delito contra los derechos de los trabajadores y de explotación laboral de los doce trabajadores, de las que nueve eran de nacionalidad georgiana, una rumana, una boliviana y una española, «bajo unas condiciones precarias e insalubres» e, incluso, comían en las mismas instalaciones y con un sueldo mínimo. Se sospecha que los empresarios se aprovechaban del estado de precariedad y necesidad de sus empleados para obtener el máximo beneficio económico, con la promesa de facilitar permisos de residencia y trabajo.

 

Jornadas de catorce horas en condiciones precarias
La Inspección de Trabajo y la Policía Nacional consideran que en este taller trabajaban doce personas en jornadas de catorce horas y en condiciones muy precarias; la mayoría de esos trabajadores eran compatriotas de los dos detenidos, de nacionalidad georgiana.

Las investigaciones comenzaron gracias a una información recibida, que hizo que los agentes se desplazaran a una nave situada en el polígono arnedano de «El Raposal» para establecer un dispositivo de vigilancia, lo que permitió comprobar que en su interior había instalado un taller clandestino destinado a la confección de calzado, cuyos ventanales estaban tapados para impedir que se pudiera ver la luz desde el exterior, dando una apariencia de abandono.

Otras cinco personas detenidas al carecer de permisos de residencia y trabajo
De los doce trabajadores, cinco estaban en situación ilegal en España al carecer de permiso de residencia y trabajo; tres contaban con ambos permisos, pero no estaban contratados ni dados de alta en la Seguridad Social; tres estaban contratados con todos sus permisos y uno tenía una carta de invitación sin derecho a trabajar.

Además, en esta operación se detuvo a los cinco trabajadores en situación ilegal en España, quienes, una vez incoados los correspondientes expedientes administrativos, fueron puestos en libertad.

Trabajo conjunto entre Policía Nacional y la Inspección de Trabajo
La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, en colaboración con la Inspección de Trabajo y con el apoyo de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada de Seguridad Ciudadana.