La puerta grande se abre para Diego Urdiales y Tomás Campos

Se lidiaban toros de Luis Algarra. Juan José Padilla cortó una oreja, mientras que Diego Urdiales y Tomás Campos lograron abrir la Puerta Grande del Arnedo Arena

Los toreros Diego Urdiales y Tomás Campos saludan al público del Arnedo Arena
Los toreros Diego Urdiales y Tomás Campos saludan al público del Arnedo Arena
40 Aniversario de la Constitucion Española

Con gran ambiente en los tendidos, rompían el paseillo los tres espadas de la tarde. Padilla abría cartel tras ocupar el puesto vacante por la baja de Cayetano.

Publicidad

Juan José Padilla

La faena de muleta al primero comenzó con el ¡ay! en la grada pues al intentar doblarse con el abre plaza, casi es volteado.

Todo esto ocurrió tras el característico tercio de banderillas del “pirata”. Tras reponerse del susto, Padilla basó su faena en la mano izquierda sin terminar de ajustarse en todas sus tandas.

Recogió una oreja después de escuchar un aviso. En el cuarto de la tarde, tampoco hay mucho más que destacar. Quizás lo más reseñable sea un gran par de banderillas al violín.

Juan José no terminó de encontrar su sitio durante toda la tarde, y su faena terminó aburriendo al respetable.

Haciendo hilo a que no encontró su sitio, en el primer toro de Tomás Campos durante el tercio de banderillas, el diestro se encaró con un aficionado quien le recalcó desde la grada que estaba mal colocado respecto a sus compañeros en dicho tercio, a lo que el diestro se giró y mandó callar tres veces.

Los toreros Diego Urdiales y Tomás Campos, saliendo por la Puerta Grande del Arnedo Arena
Los toreros Diego Urdiales y Tomás Campos, saliendo por la Puerta Grande del Arnedo Arena

Diego Urdiales

La gente recibió con entusiasmo a Diego en su primer toro, al que recibió con unas jaleadas verónicas.

En el tercio de muleta Urdiales cuajó una faena con grandes derechazos y componiendo la figura con gran belleza. Faena estética y artística. La estocada fue trasera pero aún así logro desorejar a su oponente, asegurándose la puerta grande.

En el segundo de su lote el arnedano no tuvo ninguna opción de poder realizar faena al enfrentarse al peor toro de toda la tarde.

Tomás Campos

Tomás Campos volvía a vestirse de luces en el Arnedo Arena, tras haber actuado y ganado el Zapato de Oro.

También puso en vilo a los tendidos tras ser volteado de feas maneras en los pases de inicio de faena. Pero Tomás lejos de achantarse, se sobrepuso y cuajó una faena con raza sacando los olés del público arnedano logrando cortar así una oreja.

Lo bueno se hace esperar, y en este caso hasta el final. Pues el sexto animal de la tarde fue el mejor del encierro repitiendo en los suaves vuelos que Campos le mostraba para embarcar sus embestidas.

Saco a relucir el sentido del temple el extremeño realizando una excelente faena con la mano izquerda, cuajando los mejores naturales de toda la tarde que le sirvieron para cortar su segunda oreja de la tarde, eso sí tras cuatro descabellos. Se le adivinan aires de muy buen torero a Tomás, solo necesita oportunidades.

Aspecto del Arnedo Arena en la tarde del sábado 17 de marzo
Aspecto del Arnedo Arena en la tarde del sábado 17 de marzo

Plaza de toros de Arnedo, tres cuartos de entrada.
Toros de Luis Algarra, bien presentados, todos se dejaron sin presentar grandes problemas.
Juan José Padilla: Aviso y oreja y silencio.
Diego Urdiales: Aviso y dos orejas y aplausos.
Tomás Campos: Aviso y oreja y Aviso y oreja.

Una crónica de Javier Rubio para Noticias de Arnedo

- Publicidad -La Rioja con los Objetivos de Desarrollo Sostenible