Un recortador arnedano salva la vida a una mujer en un encierro de Navarra

El conocido recortador Moha arriesgó su vida para salvar a una mujer que estaba siendo corneada en los encierros de la localidad navarra de Milagro

El recortador arnedano Moha, en una imagen de su Facebook recortando en Cintruénigo
El recortador arnedano Moha, en una imagen de su Facebook recortando en Cintruénigo

Moha, un conocido recortador arnedano, ha sido homenajeado en la localidad navarra de Milagro por contribuir a salvar la vida de una mujer corneada de gravedad en los encierros de este municipio que se han celebrado este mes.

Publicidad

Este día, una mujer de 48 años, quedó a merced del astado hasta que el arnedano Moha, habitual recortador en los diferentes festejos de la zona, no dudó en arriesgar su integridad física para tirar de ella y sacarla de la zona de peligro.

Pudiendo así los servicios médicos hacerse cargo de la mujer herida, donde participó activamente el médico de la localidad, Juan Carlos Escalada, quien se tuvo que emplear a fondo para practicarle los primeros auxilios ante la gran pérdida de sangre que le provocó una de las cornadas en la ingle y que le afectó a vasos sanguíneos.

Posteriormente, la asistencia a esta mujer se reforzó con la Unidad Móvil de Emergencias que se encontraban muy cerca, además de efectivos de Cruz Roja asistentes en una segunda ambulancia que trasladaron a la mujer herida al Complejo Hospitalario de Navarra, tras ser atendida en primera instancia en el Hospital Reina Sofía de Tudela.

De esta manera, la rápida actuación de Moha y del médico de la localidad, permitieron que la mujer de 48 años se recupere satisfactoriamente de las heridas provocadas por el toro.

Reconocimiento del municipio

Es por ello que la alcaldesa entregó unos obsequios a los dos protagonistas en representación de cuantos ayudaron y colaboraron en el rescate y primeros auxilios, entre ellos se encontraba también el enfermero de la zona, Fernándo Pérez que colaboró estrechamente con Juan Carlos.

El novillo rompió el vallado

El astado, un novillo de una ganadería de la localidad navarra de Funes, huyó del recorrido habitual al derribar una parte del vallado, encontrándose de frente con su víctima, quien a pesar de intentar huir del lugar, fue alcanzada por el astado.

El suceso provocó la suspensión del festejo taurino, que quedó bajo la investigación de la Policía Foral de Navarra.

- Publicidad -Curso de Desfibrilador en La Rioja y Primeros Auxilios para todas las edades