El deportista Álvaro Fernández se defenderá de acusaciones de denuncia falsa

Abrirán diligencias por "denuncia falsa y simulación de delito" en un nuevo capítulo del conflicto entre Osasuna y el joven portero arnedano.

La Rioja Capital

Nuevo capítulo en el conflicto existente entre el deportista arnedano Álvaro Fernández y el Club Atlético Osasuna, a cuenta del fichaje del portero por parte del Mónaco cuando éste se encontraba bajo la disciplina del conjunto rojillo.

Publicidad

El jugador arnedano, que actualmente milita como portero del Extremadura UD, presentó una querella, contra el presidente y el gerente de Osasuna, por una supuesta falsificación de su firma en un contrato entre ambas partes, pero un juzgado ha sobreseído y archivado la querella, según ha confirmado el propio Club en un comunicado de prensa.

El equipo navarro ha comunicado igualmente que el informe de la policía científica concluyó que la firma que obra en el contrato pertenece al futbolista, por lo que “a la firmeza de la presente resolución” se deduce un delito por denuncia falsa y simulación de delito, por lo cual remite la misma al Decanato para la apertura de las correspondientes diligencias contra el jugador arnedano.

Como contra este auto cabe “recurso de reforma en el plazo de los tres días siguientes a su notificación y/o recurso de apelación, subsidiariamente con el de reforma o por separado, en este caso, dentro de los cinco días siguientes a la notificación”, la representación de Álvaro Fernández estudia como recurrirla; igualmente se defenderá de cualquier acusación de delito o de denuncia falsa.

Querella contra el Osasuna por presunto delito de falsedad documental

Este nuevo capítulo comenzó cuando el joven arnedano presentó una querella por un presunto delito de falsedad documental relativa a la autenticidad de su firma en un contrato pero la juez encargada del caso expuso que “De lo actuado y examinadas las actuaciones se concluye que no existen indicios racionales de haberse perpetrado el hecho que ha dado motivo a la formación de la causa, por lo que procede acordar el sobreseimiento libre y el archivo de las actuaciones”.

Asimismo, el Osasuna explica que “el informe de la brigada Provincial de la policía científica de Policía Nacional concluye que las firmas del jugador que obran en el contrato del 30 de agosto de 2016 y en la solicitud de inscripción como jugador de Álvaro Fernández Llorente en la Federación Española de Fútbol para la licencia en la temporada 2016/17 han sido realizadas por el antedicho”.

Un conflicto que se inició en verano de 2017

El origen de este conflicto entre el Club Atlético Osasuna y el jugador arnedano Álvaro Fernández se remota a julio del 2017, cuando el joven fue a fichado por uno de los clubes más exitosos de la liga francesa, el Mónaco.

Entonces, el club navarro presentó una demanda y posterior reclamación al considerar que Álvaro Fernández incumplió su contrato al fichar por el Mónaco. Por su parte, el jugador y sus asesores indicaron en su momento que informaron y dieron los pasos necesarios para evitar el conflicto pero que desde Osasuna hicieron caso omiso basándose en su cláusula unilateral por lo que ya en su momento se mostraban tranquilos ante las acciones judiciales de Osasuna, quienes ya han manifestado que continuará “defendiendo sus derechos ante las instancias que sean oportunas”

- Publicidad -Feria FP La Rioja