Dámaso Manzano, un arnedano en la final del Torneo de Debate G-9

Finalista dos años consecutivos del Torneo de Debate del G-9, destaca la importancia de saber hablar en público en nuestro día a día

Artesanía en La Rioja

El arnedano, Dámaso Manzano Pérez, participó a principios de mes en su segunda final consecutiva del Torneo de Debate del G-9, en el que participan 9 de las universidades más prestigiosas de España.

Publicidad

Como miembro de “- es +” de la Universidad de La Rioja, Dámaso ha logrado acceder a la última ronda de este torneo dos años consecutivos. Este año, el debate se ha centrado en la pregunta: “¿Debe implantarse en España la renta básica universal?”.

Noticias de Arnedo ha charlado con él para que nos explique la importancia de saber expresarse en público y como se cultiva esta habilidad.

¿Quién es Dámaso Manzano? ¿A qué se dedica? (Formación académica, trayectoria, hobbies…)

Estudiante de Derecho en la Universidad de La Rioja. Como hobbies los típicos de mi edad; salir con los amigos y por supuesto el debate.

ENTREVISTA

¿Cómo y cuándo entraste en el mundo del debate?

Hace 4 años descubrí que existía algo llamado debate académico por medio de un amigo y decidimos apuntarnos.

¿Siempre has tenido esa capacidad de hablar en público?

La realidad es que no. Hablar en público es un poco como todo, es necesario ejercitarlo para mejorar. Es necesario aprender a controlar los nervios que produce el hablar delante de personas. Ese pánico escénico que desgraciadamente nos acompaña un poco a todos.

Para controlar eso y superar las inseguridades que todos tenemos y ese miedo a hacer el “ridículo” delante de la gente, es imprescindible practicar.

¿Cómo habéis aprendido a argumentar y rebatir?

Creo que todo el mundo tiene un punto crítico dentro. Eso hace que todos tengamos opiniones (más o menos acertadas) sobre distintos temas que surgen en el día a día. En el fondo a todos nos gusta tener razón cuando debatimos con amigos o familiares. Es algo que va muy unido a todos.

En cuanto a cómo se aprende, son horas de práctica. Casi todo en esta vida consiste en implicarte y tener ganas de aprender. Y en esto no hay una receta mágica. Evidentemente, la Universidad de La Rioja pone a nuestra disposición formadores como Versaria, (empresa que se dedica a la formar a las personas en oratoria), que nos enseñan a corregir errores y a tener una puesta en escena adecuada.

¿Cuál ha sido el tema principal del debate este año?

Este año el tema principal era; “¿Debe implantarse en España la renta básica universal?”

¿Existe una gran tradición de debate dentro de la Universidad de La Rioja?

Desde hace ya varios años la universidad se implica en este tipo de actividades formativas. Es necesario que en todas las universidades haya espacios donde se enseñen técnicas más allá de la teoría de los libros. La oratoria sirve para comunicarnos con el resto de personas; desde una conversación de bar hasta una entrevista de trabajo…

Cuanto mejor sepas utilizar el lenguaje verbal, mayores facilidades tendrás en la vida en general.

Dos años consecutivos en la final, con grandes equipos de grandes universidades es un registro envidiable, ¿cómo lo habéis logrado? Cuéntanos un poco de tu experiencia.

La verdad es que lo más importante es tener un equipo con buen ambiente. Trabajar con amigos facilita las cosas mucho. Las dinámicas dentro del grupo es lo más importante. Si tienes un grupo unido en el cual los unos confían en los otros y además la amistad les une, los resultados llegan. El ambiente se transmite a la hora de hablar, por eso es tan importante una buena conexión de equipo.

¿Cuál crees que es la cualidad más importante para formar en oratoria? ¿Ser bueno en debate significa ser buen formador?

Considero que el éxito de cualquier formación y en especial las que tienen que ver con comunicación, la clave es conocer a la persona que tienes delante, y ver cómo responde a los pequeños retos que le vas planteando. Creo que Miguel, nuestro formador, sabe cómo meterte en problemas para que aprendas por ti mismo a buscar soluciones.

No necesariamente. Pero está claro que alguien que ha tenido la oportunidad de debatir siempre va a tener más facilidades a la hora de ponerse en la piel de la persona que está formando y será capaz de entenderla mejor. En definitiva, darle soluciones más rápidas y acertadas.

Si tú tuvieses que dar un consejo a la gente joven que va a empezar en debate, ¿qué les dirías?

Que no se trata de ganar o de perder. Que todo el mundo que habla es susceptible de equivocarse. Por lo tanto, que no tengan miedo a probar y a tener ganas de aprender. Sobre todo, eso, ganas de aprender y de mejorar.

¿Crees que una ciudad como Arnedo podría acoger un torneo/jornada de debate?

Si, por supuesto. Los debates están a la orden del día. Todos debatimos sin darnos cuenta en nuestro día a día (con nuestros profesores, nuestros jefes…) Lo único que diferencia a los torneos de debate de lo que hacemos a diario es la forma, preparación y organización. El resto es lo mismo. Por eso, por supuesto que Arnedo sería un gran sitio para realizar unas jornadas de este tipo.

- Publicidad -Guia de la Comunicación de La Rioja