El arnedano Javier de Blas, ejemplo de juventud con futuro en la ganadería

Actualmente en formación, Javier de Blas es uno de esos jóvenes que cada vez más apuestan laboralmente por el sector primario

- Publicidad -

Conocemos a Javier de Blas, un joven arnedano de 18 años cuya pasión es el mundo de la ganadería. Actualmente se encuentra estudiando y formándose para dedicarse a un sector, el primario, que es esencial para garantizar la alimentación en el futuro.

Publicidad

Nacido en Arnedo el 24 de abril de 2001, Javier de Blas es aficionado al campo, a los caballos y al mundo del toreo. Tras terminar la ESO (Enseñanza Secundaria Obligatoria), ha comenzado los estudios de Grado Medio Agropecuario en Zuera (Zaragoza), en la EFA El Salto. Javier se ha visto obligado a estudiar en otra región ya que en La Rioja no existe la posibilidad de cursos de Formación Profesional agropecuaria, tal y como lamenta Javier a Noticias de Arnedo  «hay bastante gente en La Rioja que queremos dedicarnos a ello y tenemos que marcharnos fuera a estudiar»

ENTREVISTA

¿Cómo comenzó tu relación por el mundo de la ganadería? ¿A qué edad decidiste que era esto a lo que querías dedicarte?

Mi relación con la ganadería comenzó desde bien pequeño cuando mi padre me llevaba a ver los toros al campo, eso para mí fue el principio de todo. La edad, no sé, pero más o menos desde que empecé a estudiar en el instituto tenía claro que quería estudiar algo relacionado con la ganadería.

¿Qué es lo que más te atrajo de la ganadería?

La pasión que se necesita en este sector para poder dedicarte las 24 horas del día y los 365 días del año. Eso no se ve en cualquier trabajo.

¿Qué tipo de ganadería te gustaría tener? ¿Alguna preferencia de raza?

Me gustaría tener ganado de lidia, pero sé lo difícil y costoso que es. Para empezar no estaría mal con terneros de carne. Mi raza favorita es la de lidia, y de carne me quedo con la avileña o Limousin.

Eres consciente de que la ganadería es un sector donde no abundan los jóvenes, ¿qué te dicen tus amigos?

Lo sé y soy consciente y eso es una motivación.

Mis amigos me apoyan mucho la verdad porque saben que esta es mi pasión y no lo cambiaría por nada.

Por experiencias de terceros sabemos que el oficio de ganadero es un trabajo muy duro, ¿te sientes preparado para afrontarlo en el futuro?

Sí, es muy duro, pero hay que enfrentarse a todo y tener retos si no, no vale la pena vivir.

¿Qué planes tienes para tu futuro más inmediato? ¿Seguir formándote o empezar a trabajar?

Creo que seguiré estudiando. Si todo sale bien este año, haré un Grado Superior de Ganadería y Sanidad Animal. Ahora toca terminar bien el Grado Medio para tener buena nota y entrar.

¿Qué les dirías a otros jóvenes de Arnedo y comarca que estarían contemplando la posibilidad de dedicarse a la ganadería?

Lo primero, que se formen. Ahora mismo en muchos trabajos piden estudios y cuantos más preparación tengas, más posibilidades tienes de entrar a trabajar en lo que te guste.

¿Qué futuro le ves a la ganadería?

Le veo futuro y mucho la verdad. La gente tiene que comer y sin los ganaderos ni agricultores esto no sería posible.

- Publicidad -Cursos DESA en La Rioja