«El Fárdelej tiene un impacto positivo en toda la comarca de Arnedo»

Charlamos con Ernesto García, director del Fárdelej, para conocer cómo surgió este festival y el impacto económico que supone para Arnedo

- Publicidad -
Joom [CPS, iOS] Many GEOs

Con seis ediciones a sus espaldas, Ernesto García, director del Fárdelej Festival, presentó el pasado miércoles 5 de junio el cartel definitivo del Fárdelej Festival 2019, el cual incluye la vuelta de artistas de la talla de La Habitación Roja, y la inclusión de otros nuevos como Amatria Sharif o The Flaming Shakers.

Publicidad
Eneba Many GEOs

Con respecto a otros años, el festival cambia tanto de fechas (se venía celebrando en Julio) como de localización, ya que pasa del Arnedo Arena a colocar un escenario principal en el Teatro Cervantes y otros tres escenarios entre la Puerta Munillo y el Nuevo Cinema.

Noticias de Arnedo ha charlado con Ernesto para conocer más detalles de esta séptima edición y destacar el impacto económico tan positivo que genera en Arnedo y su comarca.

¿Cómo surgió el Fárdelej Festival?

El Fárdelej surge a través de la colaboración de varias personas. En principio tenía la idea de desarrollar un festival en Arnedo. Después de ir a muchos de los festivales que se celebraban a nivel nacional, me encontraba inmerso en el mundo de la hostelería y haciendo actuaciones en directo en un local que a muchos Arnedanos les sonará, La Torre de Babel.

Entonces entendí que este proyecto no podía llevarlo a cabo solo, así que emprendí la búsqueda de socios. Al final, entre el apoyo de mi pareja y otros dos socios más, Teo y Manolo, llevamos a cabo la primera edición del Fárdelej, allá por el 2012.

Decidimos hacerlo en Arnedo porque resultó ser un emplazamiento atrevido y atractivo; con cerca de 15.000 habitantes, Arnedo tiene una singularidad particular, aquí se están llevando a cabo proyectos de una ciudad superior. Hay pocas ciudades a nivel nacional de este tamaño en las que dispongas de este tipo de patrocinadores tan importantes, como la singular actitud de todos los Arnedanos para salir a la calle y responder a cualquier iniciativa cultural.

Realizamos un estudio de campo con marcas como Heineken o Coca Cola y al final, pese a que las comunicaciones de Arnedo no son las mejores posibles, decidimos realizar un festival desmarcándonos en algunos planteamientos y siendo ya desde el principio diferentes, a los que se celebraban por aquel entonces a nivel estatal.

En poco tiempo os habéis convertido en un festival de referencia en La Rioja, ¿qué habéis hecho para que guste tanto y cada edición sume nuevos éxitos?

Es complicado describir una acción concreta que nos diferencie. Por ejemplo tenemos el “Almuerzo a la Riojana”, esta es una acción que se nos ocurrió para mostrar a la gente que viene de fuera, de Valencia, Madrid o de Valladolid, como se almuerza en nuestra tierra. Con ese chorizo, esa panceta,  todo ello asado al sarmiento, esa copita de vino de Rioja.

También nos distinguimos en crear acciones con patrocinadores no vistas en otros festivales. No solamente es poner tu logotipo en el cartel, nosotros proponemos una interacción para jugar con la marca, sin llegar agresivamente al público. En definitiva, hemos tratado de hacer cosas diferentes, como nuestro “Sofá del Fárdelej”, donde invitamos a la gente a ver las actuaciones desde el escenario, algo que no se había hecho nunca.

Somos el primer festival que hizo un helado del mismo, y mira que hay festivales en todo el territorio. Creemos que simplemente con el nombre “Fárdelej” se explica bien. Todos los demás añaden apóstrofes “Sound” o similares, pues nosotros no, cogimos nuestro dulce más típico de Arnedo, le quitamos la ‘o’ final y le dimos acento.

¿Por qué decidisteis cambiar el festival de fechas, de principios de verano a finales?

No fue una decisión tomada unilateralmente por la dirección del festival. Arnedo es una ciudad que tiene una gran cantidad de actos al cabo del año, con un montón de asociaciones. El calendario está muy lleno y el Ayuntamiento pretende que no se solapen unas actividades con otras, al igual que algunos patrocinadores locales.

Ahora bien, estamos viendo que al final todo eso se tendrá que corregir por el bien de todos los implicados y el Fárdelej tendrá que ocupar unas fechas que sean buenas para todos, patrocinadores, Ayuntamiento, para el trabajo previo de la propia dirección del festival y sobre todo, no desubicar a la gente edición tras edición.

Tenemos que ponernos de acuerdo entre todos y buscar unas fechas buenas y definitivas. Este año vamos a probar en septiembre y vamos a ver qué tal. Ojalá podamos anunciar las fechas del 2020 nada más acabar esta edición, tal y como lo hacen la totalidad de los festivales.

¿Qué impacto, a nivel económico y turístico, genera la celebración de un festival de estas características para Arnedo?

Es difícil de cuantificar. Nosotros nos reunimos con colectivos, hostelería… Por ejemplo, en el ámbito de la hostelería, nos han llegado a comentar que es el día que más trabajan junto con el Día del Pincho del Ajo, incluso más que en fiestas patronales de Arnedo.

Patrocinadores que están acompañándonos desde la primera edición así lo constatan, como es el caso de Amstel, ya que no solo es la cerveza que pueda vender el festival, si no el global de las ventas en todos sus establecimientos hosteleros donde mantiene producto la marca durante el fin de semana, del cual se obtienen mucho mejores ventas que otro fin de cualquiera.

También tuvimos patrocinadores de la industria de venta de calzado de almacenes como Máspormenos que veía también un moderado repunte los días del festival. Es difícil de cuantificar, no te sabría decir si son 100.000 euros, si 200.000 euros, o son 300.000 euros, o más… no lo sé exactamente, pero si todo el mundo está contento con que se celebre año tras año, será por algo.

Otro hecho es, que los dos hoteles se llenan hasta arriba, no hay sitio ni aquí, ni en localidades cercanas… al menos hasta la fecha y claro, eso beneficia a Arnedo y también a toda la comarca.

En cuanto al cambio de localizaciones, ¿por qué decidisteis traer los escenarios al centro de Arnedo?

No vamos a escondernos. Sinceramente, llevábamos 6 años en el Arnedo Arena haciendo un gran esfuerzo cómo organizadores y económicamente era ya muy difícil de sostener, porque hay que dotarlo de una serie de especificaciones e infraestructuras, planes de seguridad, etc. El Ayuntamiento se las pide al Fárdelej y estas son ya muy difíciles de ejecutar debido a que las mismas son partidas económicas muy altas.

Después de 6 años creemos que hay que darle la vuelta a esto porque no llegábamos a vender un numero tan alto de abonos como para sujetar un presupuesto de gasto cercano ya en la pasada edición a los 200.000 euros.

Con lo cual, decidimos darle una vuelta de tuerca al festival, no dejar perder todo el trabajo realizado en las seis ediciones anteriores, no dejar perder las ayudas del gobierno que tanto ha costado conseguir y que ya tenemos encauzadas para otros años, no dejar a nuestros patrocinadores que siguen contentos por el trabajo de todos, a los que les hemos tenido que explicar la forma en la que íbamos a realizar el festival este año y siguen apostando por este claro está, en la mediada que pueden según el proyecto presentado.

Y sobre todo, no dejar huérfana a la ciudad de Arnedo, sin la celebración de el Fárdelej, ya que es uno de los festivales de música independiente más longevos de la comunidad.

Lo que hemos hecho ha sido quedarnos con lo mejor de todas las ediciones anteriores y pensar en que bueno, vamos a poder vender solo 600 abonos, pero ahora tenemos la oportunidad, de corregir el presupuesto del cual aún así, se invierte en la contratación por mucho más valor que el obtenido en la venta de abonos, pero no estamos tan obligados a vender otros 2.000 abonos más para cumplir con una sostenibilidad económica tan alta.

Por todo ello hemos decidido poner en marcha otra propuesta y apostar por otro tipo de proyecto, que creemos es económicamente más sostenible y que este pueda durar para muchos años con la participación de todo el mundo.

Ahora bien, no quita que entre todos sigamos haciendo el Fárdelej mucho más grande de lo que ya es, porque en realidad, cuanto mejor le vaya al festival y más grande se haga este, mejor le ira a la propia ciudad y por ende, a todos esos colectivos que se ven beneficiados directamente de la celebración del festival.

En cuanto al cartel, ¿habéis dejado en el tintero algún grupo porque no compartía la esencia del Fárdelej Festival?

No, de hecho ha sido al revés. Por ejemplo, la contratación de Sharif, su manager nos dijo que estaba súper contenta de que un festival de corte independiente se hubiera fijado en su figura. A nivel nacional, cantando en un estilo nuevo para el festival como es el rap-fusión, y aunque su caché era alto, trabando entre las partes pudimos acoplarlo finalmente al festival.

Por el festival todo el mundo ve la disposición de la dirección, cómo se organiza, esos pequeños detalles hacia el trato personal y lo habitual, es que esten dispuestos a venir. Lo complicado en esta edición y me temo que en las próximas, ha sido lo económico, para traer a grupos de la talla de los que tenemos en este cartel, ha habido que pelear muchísimo su caché.

Lo que tratamos es de tener un nivel medio-alto y dar valor añadido a que vengan los grupos y tengan una experiencia fenomenal. Y que quizás, a pesar de no poder cobrar el 100% de su caché habitual, estos recomienden nuestro festival a otros grandes grupos, acto que no dejo de alabar por algunas oficinas y artistas nacionales, no siempre es así.

Para los que todavía no conozcan el Fárdelej Festival, ¿cuál es la propuesta de valor de este festival para su público?

Sobre todo, la cercanía, la accesibilidad a los conciertos, la facilidad y la calidez de sus diferentes espacios. Que estés dentro de la ciudad y la ciudad misma sea el recinto de conciertos, no suele pasar habitualmente. Que puedas ir a tu bar de siempre a echar una caña con tus amigos y que a 100 metros tengas un escenario con un concierto gratuito, tampoco. Y que además tengas el privilegio de conseguir uno de los 600 abonos para entrar a “vivir una experiencia” en un espacio único, como será el teatro Cervantes y disfrutar de un concierto en un ambiente mágico y mucho más acogedor que esos mega festivales, deberas que sin lugar a dudas, es un valor añadido.

Eso es lo que nos diferencia a otros festivales y lo que hay que poner en valor a partir de ahora. Espero que la gente sepa apreciar esto, y el enorme esfuerzo de todo el equipo, que hace posible año tras año el Fárdelej Festival Rioja Live.

- Publicidad -Cursos DESA en La Rioja