Diego deja claro su concepto en la Goyesca

El arnedano, en su primera tarde en Madrid, dejo momentos de toreo puro y clásico. Pudo pasear una oreja de no estar desacertado con los aceros.

La Rioja Capital

Arrancaba Diego Urdiales el  primer paseíllo de los tres que hará en la monumental madrileña de Las Ventas. La tarde se prometía esperanzadora en los tendidos, dos toreros del gusto de Madrid, el arnedano y Paco Ureña a lo que se sumaba una apacible estampa primaveral.

Publicidad

Al primero de la tarde de la ganadería de Salvador Domecq realizo Diego una faena larga, llena de técnica y de toreo puro, característico de Diego, al toro había  que cuidarle pues le costaba arrancarse al engaño, y cuando lo hacía se quedaba corto en la embestida. Embestida por otra parte noble pero sosona que no transmitía mucho e incluso llegó a poner al arnedano en algún aprieto. Faena pulcra de riojano que tras escuchar un aviso, por la demora de dicha faena, mató de estocada. Ovación y saludos.

En tercero de la tarde, cuajó Urdiales una faena que esta vez sí que llegó a los tendidos. Varias tandas con la mano izquierda, muy despaciosas ante la buena embestida del castaño de la ganadería de José Vázquez, que respondía con nobleza a los cites de Diego aunque buscaba la muleta en el embroque con el pitón contrario. Para finalizar la faena, una gran serie de trincherillas con la rodilla en tierra. Una pena la media estocada que dejó, pues al tener que usar el descabello, perdió una oreja que tenía en su mano. Ovación con saludos.

En el quinto toro y último de Diego en la tarde Goyesca de Madrid, nunca llegaron a entenderse en toda la faena. El toro de Victoriano del Río tenía una embestida incierta que además tenía un peligro sordo, pues eran muchas las miradas que hacía al torero antes de arrancarse sumado a que cuando lo hacia lo hacía a garrotazo limpio, siendo imposible templarlo. Diego estuvo voluntarioso pero nunca consiguió acoplarse al toro, que a la hora de la suerte suprema tras un pinchazo previo, se cerró en tablas, dificultando mucho la labor para Urdiales hasta que consiguió darle muerte. Silencio.

Plaza de toros de Las Ventas.
Tradicional corrida goyesca del 2 de mayo de la Feria de la Comunidad.Mano a mano. Más de un tercio de entrada. Toros de Victoriano del Río (5º y 6º), José Vázquez (2º y 3º) y Salvador Domecq (1º y 2º).

Diego Urdiales, ovación tras aviso, ovación y silencio;
Paco Ureña
, silencio, ovación y oreja.

- Publicidad -Feria FP La Rioja