Condenan al responsable de un taller clandestino de calzado en Arnedo

El joven de 34 años estaba acusado de emplear a trabajadores sin darles de alta en la Seguridad Social y en condiciones precarias

Exterior de la nave donde se encontraba el taller clandestino
Exterior de la nave donde se encontraba el taller clandestino

El joven de 34 años acusado dar empleo en condiciones precarias a trabajadores y sin darles de alta en la Seguridad Social, ha aceptado dos años de prisión y una multa económica de 1.825€ así como indemnizar a la Tesorería General de la Seguridad Social por el impago de las cuotas de los trabajadores.

Publicidad

El hombre, natural de Georgía y vecino de Arnedo con arraigo familiar, dirigía un taller auxiliar de calzado ubicado en Arnedo, en el que según la Fiscalía, contrataba a extranjeros en situación de irregularidad en España y por lo tanto, rehusaba a darles de alta en la Seguridad Social. Además, estos trabajadores realizaban sus tareas en condiciones precarias y sin la suficiente protección y seguridad laboral.

Operación policial en Marzo de 2017

De esta forma y debido a las sospechas que generaba el acusado, tal y como informó Noticias de Arnedo en marzo del año pasado, agentes de la Policía Nacional y de la Inspección de Trabajo, accedieron al interior de esta taller auxiliar donde encontraron a once personas utilizando máquinas de coser y tras ser identificadas, la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, comprobó que todas ellas eran trabajadores extranjeros que se hallaban en situación irregular en España, careciendo de la preceptiva autorización para poder residir y trabajar legalmente en el país y por lo tanto, no estaban dados de alta en la Seguridad Social.

El Cuerpo Nacional de Policía, también informó de que el taller era clandestino ya que no contaba con los pertinentes permisos administrativos.

Remuneración por pares de calzado producidos

Además, la acusación consideraba que el sospechoso abusaba de la situación de necesidad en la que se encontraban los trabajadores, imponiéndoles unas condiciones laborales perjudiciales, pagándoles por pares producidos y no por días trabajados.

Condiciones laborales precarias e inseguras

Al joven también se le acusaba de tener a estas personas trabajando en condiciones precarias y peligrosas, en el que se impedía la entrada de luz natural a una estancia donde se hallaban un depósito de gasoil y una estufa de madera, sin ningún tipo de plan de prevención ni evaluación de riesgos para los trabajadores.

No entrará en prisión ni será expulsado de España

Con esta condena, al no tener antencedentes penales, el joven no entrará en la cárcel siempre y cuando no vuelva a delinquir en un periodo de tres años. Tampoco será expulsado de España al estar arraigado social y familiarmente.